Compartir

Alexis BRAVO

Integrantes del Cabildo Municipal de Santa Lucía del Camino denunciaron que los concejales están preocupados por que el presidente municipal Dante Montaño Montero ha delegado poder a la secretaria municipal Mireya Natali Cruz, quien ha asumido un papel protagónico confrontándose con todos, pues de hecho ha rebasado al propio Dante.

Lo anterior ha causado que el grupo de regidores de filiación Morena están fisurados, pues no saben quién realmente manda en este municipio, si el presidente municipal o la secretaria que extrañamente es solapada por el munícipe, al recibir trato preferencial.

Este mismo asunto ha confrontado al interior del cabildo al presidente municipal con la síndica procuradora Nancy Lourdes García Cruz, quien con fecha 4 de junio de 2019, y de acuerdo con la Ley Orgánica Municipal, le ha solicitado por escrito al munícipe que ya se agenden las sesiones ordinarias, pues hay varios asuntos torales que no se han podido resolver por que el edil ha estado muy “ocupado”, revisando documentos con la secretaria.

El presidente municipal de filiación morenista, desde el inicio de su administración y pasándose por alto los postulados del partido político que lo propuso, de gobernar con honestidad.

Aseguran que lo primero que hizo fue llamar a toda su parentela, entre ellos a sus primos hermanos Saúl Montaño Uraga, quien es el coordinador ejecutivo con salario de regidor, Wilbert Montaño Uraga quien es el secretario particular, y quienes tratan a los empleados con aires de perdonavidas.

Elvia Uraga, tía del munícipe está ubicada en el DIf-Municipal como coordinadora, otro beneficiado es José Manuel Montaño, quien es el Procurador para la Atención de los niños, niñas y adolescentes, todos ellos con salarios estratosféricos que se contradice con la llamada austeridad del presidente de la Republica, ya que el nepotismo es corrupción.

Los denunciantes acusaron que está inmiscuido en la vida política de Santa Lucía del Camino es el diputado federal, oriundo de Michoacán, Benjamín Robles Montoya, mejor conocido como el “cara sucia” y se dice que es este personaje quien realmente manda en este municipio, pues se sabe que ha colocado a un buen número de incondicionales como empleados, quedando fuera todos aquellos que participaron en la campaña política de Dante Montaño.

Se sabe también que otros mandos medios están en capilla para darles de baja como empleados municipales, entre ellos se barajean los nombres del alcalde municipal Andrés Canseco y su hermano Vidal, y como sucedió recientemente con Manuel Martínez, quien fungía como Coordinador de Alumbrado Público.

Aunado a todo esto el munícipe ha estado postergando varios asuntos entre ellos lo relacionado al panteón municipal en Santa Lucia, como también un asunto más con el grupo de ejidatarios, quienes se han opuesto a la apertura de una gasolinera del empresario Manzano, quien ha vociferado abiertamente que tiene todo el apoyo del munícipe.

Comentarios

comments