Inicio Opinión Retos de la Guardia Nacional

Retos de la Guardia Nacional

59
0
Compartir

Editorial

Para buscar restablecer la seguridad pública en el país, frenar y combatir la violencia y a los grupos criminales, México contará con la Guardia Nacional, aprobada ayer con 362 votos de diputados priistas y perredistas, más la mayoría de Morena y sus aliados, el PT y PES. La bancada del PAN, la segunda en números en la Cámara de Diputados, voto en contra.

No existe razón para que los panistas y otros diputados hayan votado en contra de la creación de la Guardia Nacional, conformada por policías del Ejército y la Marina, si la violencia en México sigue siendo una amenaza constante en contra de la población, no solo por el crimen organizado sino también por la delincuencia común.

Los legisladores panistas saben que es responsabilidad del Gobierno Federal atender el problema de la seguridad pública del país, por la presencia de crimen organizado en amplias zonas de la República, y que las estrategias de los gobiernos del PAN y del PRI, fracasaron, en particular durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, cuando se declaró la guerra a los cárteles de las drogas y otros grupos criminales.

Frente a esta realidad, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador asume la responsabilidad de restablecer la seguridad pública y combatir la violencia, mediante la creación de la Guardia Nacional. En todo caso, si llegara a fracasar su estrategia, sería responsabilidad del Gobierno de la Cuarta Transformación.

Los legisladores de todos los partidos políticos tienen el derecho a asumirse como oposición, a criticar al gobierno y exigir cuentas y los mejores resultados, pero antes es necesario respaldarlos en sus reformas legislativas y en sus estrategias públicas, para luego evaluar los resultados.

Por ello resulta condenable que la bancada del PAN, partido que tiene una enorme deuda con los mexicanos por no haber mejorado como gobierno la seguridad, se asuma como una oposición intransigente e irresponsable, porque no aporta nada a la solución de los problemas, solo por el hecho de que el gobierno de la república es de otro partido político.

Además, la peor contradicción del PAN es la oposición sistemática y frontal al gobierno del presidente López Obrador, cuando dirigentes y legisladores panistas han sido aliados por décadas de los gobiernos del PRI, como lo hicieron con las fracasadas “reformas estructurales” del gobierno priista de Enrique Peña Nieto, ya hora resulta que son la oposición más intolerante de la historia panista.

El gran pecado del PAN ha sido haber apoyado, no solo la corrupción de los gobiernos priistas, sino haber callado cómo cómplices del brutal saqueo de que fue objeto Petróleos Mexicanos (Pemex) durante décadas, un tema que mantiene indignado al pueblo de México, al conocer el robo diario de más 200 millones de pesos en gasolinas, o más de 65 mil millones de pesos anuales.

Los retos de la Guardia Nacional, que tendrá mando mixto Civil-militar, es devolver la seguridad a la población, combatir con eficacia y respetando los derechos humanos de los mexicanos a la delincuencia, para que la paz impere en el país. No es una tarea fácil, pero es un reclamo legítimo de los mexicanos, cada vez más vulnerables frente a los grupos criminales que hoy tienen sus operaciones en gran parte del territorio nacional.

Comentarios

comments