Inicio Opinión Negro panorama de Oaxaca

Negro panorama de Oaxaca

97
0
Compartir

Editorial

No hay razones para ser positivo en el análisis de la realidad política, social y económica de Oaxaca. Los informes de los titulares de Finanzas, Sedesoh y Seguridad, no lo permiten. El panorama es sombrío, mejor dicho, negro, porque no existen resultados tangibles en el primer año de gobierno de Alejandro Murat Hinojosa.

Raúl Bolaños Cacho Cué anunció que se reducirá en Oaxaca hasta en un 25 % la pobreza, pero informó que solo otorgó apoyo a mil 300 productores y artesanos que han fortalecido su producción y beneficio a mil mujeres con “Crédito a la palabra”, un total de dos mil 300, cifra ínfima si se compara con el número de productores y mujeres que requieren de estímulos y créditos para impulsar sus micro negocios.

El funcionario expuso que ha realizado 120 giras de trabajo por el Estado, pero lo importante no es que vaya y salude a la gente, que escuche peticiones y que comprometa apoyos, sino una estrategia creativa para que los programas y recursos públicos incidan en las condiciones de pobreza de las y los oaxaqueños. Precisamente por sus recorridos, los diputados de diferentes partidos criticaron que lo que busca es proyectar su imagen con fines político-electorales.

Lo menos que le dijeron los legisladores del PRD, PAN, Morena y PT, es que maquilla la realidad social de Oaxaca y que la pobreza sigue creciendo, porque no han impacto de los programas públicos en las zonas más pobres de la entidad.

No fue diferente la comparecencia del Secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas, a quien el diputado perredista Carol Antonio Altamirano responsabilizó de un subejercicio de 3 mil millones de pesos, y acusó de opacidad, falta de resultados y actos ilegales, por disponer de recursos del excedente en la recaudación. Criticó que en la iniciativa de Ley de Ingresos 2018, se haya fijado una disminución superior a los 6 mil millones de pesos que serían “el guardadito” de la Secretaría de Finanzas el próximo año.

Y para cerrar “con broche de oro”, al secretario de Seguridad Pública, José Raymundo Tuñón Jáuregui, diputadas de Morena le colocaron una manta exigiendo no más violencia en contra de las mujeres.

El informe de que la SSPO desarticuló nueve bandas delictivas durante 2017, no impacto, porque diputadas de Morena destacaron que el 74% de los oaxaqueños se siente inseguro, y la diputada panista Eufrosina Cruz Mendoza resumió que Oaxaca vive un Estado de delincuencia simulada en Estado de Derecho, donde la muerte tiene permiso para llevarse a las mujeres, como ocurrió en este año con 116 de ellas. El PRD resumió, en su turno, que la de Oaxaca es la quinta policía peor calificada del país.

Para el gobernador Murat Hinojosa, el duro cuestionamiento a sus funcionarios, debe ser motivo de evaluación, como se comprometió, para que los que no estén dando resultados, que dejen el cargo a otros más capaces, comprometidos con el trabajo y que entreguen resultados que la sociedad demanda.

Si le agregamos las diferentes protestas, la realidad de Oaxaca es igual que en el gobierno de Gabino Cué, porque los médicos y enfermeras del Hospital Civil, ahora respaldados por otros de la Mixteca y Sierra Norte, mantienen dos semanas de paro exigiendo medicinas, insumos, equipo, uniformes y hasta más personal.

Entre las protestas, destacan la de los académicos de la UABJO, maestros de la Sección 22 y antorchistas en DESATU. Algo no está funcionando bien en Oaxaca.

Comentarios

comments

Compartir
Artículo anteriorINFIERNO GRANDE
Artículo siguienteTRONÓ EL GABINETE