Inicio Opinión MALDONADO FUENTES EN LA MIRA

MALDONADO FUENTES EN LA MIRA

34
0
Compartir

        ARENA POLITICA                         

       Mario CASTELLANOS ALCAZAR

             No todos los cambios en el gabinete del gobernador de Oaxaca, Alejandro Mura Hinojosa, han sido acertados ni convenientes para modernizar, ni elevar la calidad de la administración pública, pues hay errores garrafales en algunos funcionarios  que no tienen la altura, nivel, ni  vocación de servicio, pero al fin son amigos irrevocables del mandatario estatal.

        Para botón basta mencionar al nuevo Director del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa( IOCIFED), Adolfo Maldonado Fuentes, quien no tiene la mínima experiencia para garantizar el desempeño de sus funciones, como lo es la de intensificar las acciones y programas a la comunidad estudiantil oaxaqueña, que exige espacios educativos de calidad.

      Desde luego que es un paquete nada fácil, ni admite ocurrencias o desplantes, como lo acostumbra este funcionario, que en otros cargos conferidos en la administración muratista, ha dejado huellas de irresponsabilidad y por consiguiente ha sido removido en dos ocasiones, primero, fue revocado como Secretario Particular del Ejecutivo del Estado, por sus malas acciones, corrupción y grandes escándalos, producto de  su euforia al calor de las copas de vino y algo más, que incide en su conducta alterada, que lo hace sentir por encima del mismo gobernante de la entidad oaxaqueña.

       Maldonado Fuentes, como Asesor de las Políticas Públicas, Sociales y Gobernabilidad, dicen sus más cercanos colaboradores, fue un cero a la izquierda, pues no aportó ningún acervo cultural ni conocimiento alguno en dicha materia tan necesaria y urgente para fortalecer las estrategias, programas y acciones, que mejoren la actividad del desarrollo social, político y económico de la entidad  oaxaqueña.

     Hoy nuevamente es recordado en los corredores políticos y en la misma administración pública como un elemento negativo, “por cierto esta en el beneficio de la duda”, ahora en su nueva función como Director del (IOCIFED) en donde se requiere experiencia, profesionalismo y vocación de servicio en el asunto que le ocupa.          Y es, que el cargo reciente asignado, es su última prueba de fuego, o se queda, o se va, sin embargo ya tiene el rechazo de la sociedad, principalmente en el ámbito educativo, en relación a  mejores espacios de calidad y seguridad para garantizar el derecho a la educación de la

comunidad estudiantil,  en donde ya no se requiere del ocio ni de las ínfulas del poder, sino de entrega y profesionalismo, lejos del libertinaje y el vicio del Dios Baco, que lo consume.

           Otros cambios en el gabinete del Gobierno Estatal que no han tenido  trascendencia son el del Secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas, ahora, Jefe de la Oficina de la Gubernatura; a Finanzas llega Vicente Mendoza Téllez y  Mariana Nassar Piñeiro a la Secretaria de Movilidad (SEMOVI), tan opacos que no han tenido repercusión positiva alguna en la administración pública semiparalizada en sus funciones, por lo que, en dos años se ha incrementado el burocratismo, corrupción, la violencia e inseguridad por la falta de un plan de desarrollo definido.

         Todos están a la espera de las políticas públicas del gobierno de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, quien ya es apoyado abiertamente por el gobierno de Murat Hinojosa, pues se prevén buenos resultados de la Cuarta Transformación de México, es decir se tienen esperanzas del nuevo proyecto de nación del Gobierno Federal.

       Sobre todo, en seguridad pública, que en Oaxaca no tiene solución y da lugar a que la violencia se incremente, así como la educación de los oaxaqueños, está por los suelos y solo puede ser salvada con la derogación de la reforma educativa del viejo sistema neoliberal impulsado por el PRI-Gobierno. No se descarta que con los programas sociales del Gobierno Federal, la población marginada de esta entidad vuelva a la tranquilidad y  a la estabilidad política, económica y social-

 Como lo ha dicho el propio gobernador Murat Hinojosa: con el gobierno de López Obrador se esperan nuevos proyectos de desarrollo para la entidad oaxaqueña, lo que no se había hecho por décadas con los presidentes emanados del PRI-PAN, de ahí, que se espera mucho del nuevo proyecto de nación y el cambio de gobierno, que en realidad es la transformación del país, cuya acción requiere de la participación de los tres niveles de gobierno: Federal, Estatal y Municipal.

Comentarios

comments