Inicio Opinión LOS PERIODISTAS

LOS PERIODISTAS

79
0
Compartir

Infierno Grande

Por Dante Cienfuegos

LOS PERIODISTAS fueron festejados en grande por Héctor Pablo Ramírez-Puga, director general de LICONSA. Pero no hubo crónicas, notas informativas, mucho menos comentarios críticos. Los medios y los periodistas callaron. Hubo sus excepciones, porque esa es la regla. Retomo el tema del gran festejo, con motivo del Día Internacional del Periodista, que se celebra el 4 de enero. Ahora, sí, algunos medios y periodistas dijeron que no había nada que festejar, por el asesinato de 16 periodistas durante 2017. Una cifra escalofriante que se olvida rápido, en especial si el gobierno o los funcionarios públicos festejan a los comunicadores con ilimitados obsequios, buenos platillos en restaurantes de lujo, con costosos grupos musicales y promesas de que “vendrán tiempos mejores”.
Con invitación acompañada del boleto para la rifa de muchos regalos, empresarios de los medios y periodistas acudieron en los últimos días de diciembre, puntuales a la cita en el hotel Fortín Plaza. Un escenario de lujo en tiempos de creciente violencia y simulada austeridad, que no limita a gastar carretadas de dinero público en precampañas presidenciales sin trasparencia del origen del dinero ni cuentas claras ante el Instituto Nacional Electoral (INE). El directo de LICONSA, Héctor Pablo Ramírez-Puga, acompañado del coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Alfonso Martínez, había adquirido cientos de obsequios para los periodistas oaxaqueños.
Con una sonrisa de felicidad, que anunciaba su próximo destape como candidato del PRI al Senado dela República, Héctor Pablo Ramírez-Puga Leyva había adquirido cientos de obsequios para los periodistas. Decenas de motocicletas, de pantallas, de “drones”, de tabletas, de arcones bien surtidos, etcétera, esperaban el momento de la rifa. Cada uno de los cientos de periodistas y empresarios recibieron felices su obsequio, pero todavía sobraron algunos. La decisión fue hacer una rifa entre los reporteros que ya habían obtenido su regalo. Hubo descontento y rechiflas cuando se anunció el nombre del o la beneficiada con doble regalo, pero eso no impidió la entrega.
La abundancia del presupuesto del director de LICONSA fue generosa, porque ofreció asumir los gastos del tratamiento médico de uno o más periodistas mermados en su salud. Héctor Pablo Ramírez-Puga Leyva, generoso también en las pautas publicitarias con portales y medios diversos, se lució y ganó el agradecimiento de empresarios y periodistas. Nada que ver con el austero desayuno que ofreció el gobernador Alejandro Murat Hinojosa a empresarios y periodistas, días después, antes de Nochebuena. Hubo menos concurrencia, el ambiente fue frío y no mejoró con el esfuerzo de una intérprete veracruzana contratada por la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado. Los asistentes tuvieron que conformarse con un pavo y una botella de vino para festejar la Nochebuena y recibir la Navidad.
En la mesa de “honor”, al lado del gobernador Murat, el periodista del “chacoteo” Jaime Velásquez y el hijo del empresario-político Humberto López Lena, compartiendo el espacio con el dueño del diario “Noticias” y del empresario radiofónico Manuel Siordia, así como José Manuel Ángel Villareal, hermano del coordinador de Delegados de Gobierno, Francisco Ángel Villareal, y el infalible Benjamín Fernández Pichardo, en representación del diario “El Imparcial”. Otros empresarios ocuparon mesas separadas, incluyendo a los nuevos representantes de Televisa que viajaron en Oaxaca en busca de acuerdos económicos para mejorar los ingresos de las mermadas finanzas del emporio creado por Emilio Azcárraga Milmo, aquel que se definió en vida como un “soldado del PRI”.
Héctor Pablo Ramírez-Puga Leyva apareció al día siguiente del gran festejo a empresarios y periodistas, al lado del gobernador y del titular de SEDESOL, Luis Enrique Miranda Nava, en una reunión nacional de funcionarios de LICONSA, en el Centro Cultural y de Convenciones que inició el gobierno de Gabino Cué; pero hasta ayer no había sido destapado como candidato al Senado de la República. Su más reciente gira de trabajo fue en la Sierra Sur, en Pluma Hidalgo y Candenaria Loxicha, para anunciar el reparto de leche gratuita en 403 municipios de Oaxaca. Los comentarios en la prensa sugieren que no será candidato del PRI al Senado, sino a una diputación federal por la zona en la que empezó el reparto de leche gratuita.

Comentarios

comments