Inicio Opinión Los 100 días de AMLO

Los 100 días de AMLO

134
0
Compartir

Editorial

Simpatizantes y críticos del presidente Andrés Manuel López Obrador, protagonizan férreas discusiones y altercados verbales que no se veían ni se escuchaban hace muchos años.

Entre los más radicales, unos a favor y otros en contra, es común escuchare insultos. Lo interesante es que no todos los que discuten, son parte de la militancia de Morena o de los partidos opositores (PRI, PAN, PRD, MC).

Las y los ciudadanos que se identifican con el presidente López Obrador, no necesitan ser militantes de Morena, para asumir que los primeros 100 días de gobierno dieron sus primeros resultados, como lo había comprometido el Presidente en la campaña.

Los detractores, militantes o no de los partidos contrarios a Morena, simplemente consideran que el gobierno de López Obrador no cumplió con las expectativas y sus ofrecimientos, y destacan el tema del retiro de las becas a las guarderías o estancias infantiles, un tema muy difundido por partidos de oposición, en especial por el PAN.

En realidad, objetivamente, el presidente López Obrador ha caminado en la dirección correcta, colocando cada uno de los temas prioritarios en la agenda nacional, sin dejar vacíos para que otros temas nacionales o internacionales lo desplacen.

Temas como la suspensión de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la Ley de Remuneraciones para los Servidores Públicos, el retiro de la pensión a los ex presidentes, la supresión del Estado Mayor Presidencial, el combate al robo de hidrocarburos (huachicoleo), la ratificación de los nombramientos del gabinete, la designación de la nueva ministra por parte del Senado, la aprobación de la Guardia Nacional, por mencionar los principales logros, son una realidad.

En materia de política asistencialista, el gobierno de la República ha instrumentado ya la aplicación de los programas diversos dirigidos a los adultos mayores, a los estudiantes, a los discapacitados, pero también para jóvenes que se capacitarán para el trabajo. Ya habrá tiempo para evaluar hasta dónde ha sido eficiente la aplicación de los programas y la entrega de los recursos económicos, pero el gobierno está en marcha.

Uno de los temas que más se debaten en los medios informativos, es la popularidad del presidente López Obrador, y están sorprendidos los más agudos críticos de cómo resiste la crítica, sin que se vea mermada esa popularidad.

La conclusión es simple. López Obrador es el presidente cercano a la gente, sencillo, humano, preocupado por los más pobres, que habla un lenguaje que entiende la gente; que genera confianza de que su compromiso por transformar a México es real.

Hay un tema, en particular, sobre el que sus críticos y adversarios insisten, que es la tentación del presidente López Obrador por concentrar el poder presidencial, con lo que pretenden remarcar el lado autoritario del ejecutivo federal.

En realidad, lo que mueve a los opositores a López Obrador, es la lucha por el poder, y sus críticas están, casi siempre, motivadas por diferencias partidistas, ni siquiera ideológicas, y con los periodistas que buscan restarle imagen, es obvio que extrañan el pasado por los privilegios y prebendas recibidas.

Comentarios

comments