Inicio Opinión LA CONFRONTACIÓN NO SIRVE

LA CONFRONTACIÓN NO SIRVE

135
0
Compartir

EDITORIAL
Muy alto es el costo social que están pagando miles de pacientes de los hospitales y clínicas de salud, y los daños cuantiosos a la economía oaxaqueña, para “limpiar” de 828 aviadores de los Servicios de Salud de Oaxaca. Una “limpia”, además, que se pudo hacer sin el despido masivo que anunció el titular de los SSO, Juan Díaz Pimentel, por los problemas financieros que enfrenta la dependencia.
La jornada de lucha que inician hoy los trabajadores afiliados a la Sección 35 del Sindicato Nacional de la Secretaría de Salud, con movilizaciones, toma de oficinas públicas, plazas comerciales, carreteras, el Aeropuerto Internacional y bloqueos a carreteras en diferentes partes del Estado, impactará la economía de Oaxaca y afectará los ingresos de miles de familias oaxaqueñas.
El gobierno de Alejandro Murat decidió enfrentar el problema financiero que enfrenta la dependencia, derivado de la corrupción y excesos de funcionarios públicos de varias administraciones, no solo de Ulises Ruiz y Gabino Cué; que fue cuando se agudizo la crisis que ha llevado a la dependencia a acumular pasivos por seis mil millones de pesos y un déficit de 700 millones más, lo que no significa que no sean necesarios los servicios del personal médico que fue despedido.
Las y los trabajadores de los Servicios de Salud de Oaxaca han sido empujados a la calle, sin trabajo, con la imagen de que son “aviadores” o que sus servicios eran innecesarios, cuando en realidad la calidad de la atención médica depende del exceso de trabajo y de la falta de más especialistas, así como de la escasez de instrumental, equipo y medicamentos.
En el tema de Salud, no hay verdades absolutas. Por ello es urgente que el gobernador responda a la exigencia de instalar una mesa de diálogo con la representación sindical, para buscar acuerdos que permitan encausar el problema, porque los despedidos, no los “aviadores”, están en su derecho de defender su fuente de trabajo como único sustento familiar.
No es posible imaginar que el personal médico que atiende a las pacientes de más bajos ingresos en hospitales y clínicas rurales, puedan desempeñar su trabajo de forma adecuada cuando no tienen ni certeza laboral, mucho menos si se le agregan las condiciones precarias en que tienen que prestar los servicios por la carencia de condiciones mínimas que reclaman los servicios hospitalarios.
El gobernador Murat se mostró sensible frente a diferentes y complejos problemas que enfrentó en su primer año, lo que no se ve ahora con los trabajadores de Salud; pues dice que no se cometerán abusos en perjuicio de los trabajadores, y que buscará el apoyo de la Federación para resolver el tema financiero de la dependencia, pero en los hechos no se ve voluntad política para ello.
El respaldo de otros sindicatos, incluyendo a la Sección 22 de la CNTE, que llevará a cabo un paro nacional el próximo miércoles; se inscribe en el marco de la solidaridad sindical, aunque el gobierno le de otra interpretación y endurezca su posición para llevar adelante la confrontación, una estrategia fallida que, en el pasado, generó mayores conflictos.
En materia de combate a la corrupción de funcionarios del Gabino Cué, Murat lleva un año y los resultados no son satisfactorios, pues un día se filtra que habrá nuevas detenciones y al día siguiente la Fiscalía General aclara no es cierto, y que se sigue la investigación que parece interminable.

Comentarios

comments