Inicio Opinión EN LA CÚPULA

EN LA CÚPULA

81
0
Compartir

INFIERNO GRANDE

por: Dante CIENFUEGOS

* Peña Nieto: el compadre corrupto

* Luis María Aguilar: nepotismo; Lozoya: en capilla

* López Obrador: protesta sindical

 

EN LA CÚPULA del poder está la noticia importante, la de la corrupción. No hay día que no se conozcan nuevos casos de corrupción. Un día se habla de la “Estafa Maestra” de Rosario Robles en SEDESOL, o de los desvíos millonarios en SEDATU. Al día siguiente, nuevos elementos sobre la gran corrupción del caso Odebrecht; o de los negocios millonarios del compadre del presidente Enrique Peña Nieto en Caminos y Puentes Federales (Capufe), Benito Name Sastré. No se queda atrás la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque las hijas de dos magistrados cobran en la institución, aunque se cuidan de no incurrir en la comisión de un delito.

ODEBRECHT HA SIDO noticia internacional, debido a que por los sobornos que entregó la empresa brasileña a funcionarios y gobernantes, varios presidentes y vicepresidentes han sido sometidos a juicios por actos de corrupción en sus países de América Latina, pero en México no ocurre nada. Es más, la Procuraduría General de la República (PGR) se ha encargado de maniobrar para simular que investiga el caso, pero en realidad ha obstruido el avance de la investigación, por no haber cumplido con los requisitos que exige la Procuraduría de Brasil. Con ello, la PGR engaña a los mexicanos que investiga la presunta corrupción del ex director de PEMEX, Emilio Lozoya, por haber recibido más de 10 millones de dólares durante la campaña presidencial de Peña Nieto.

JUSTO CUANDO EL ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales anunció una investigación sobre actos de nepotismo en la institución, Aristegui Noticias documentó, con información del portal del propio tribunal, que las hijas éste, y del también ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, cobran en la nómina de la Corte. Ambos ministros tuvieron el cuidado de no contratar directamente a sus hijas, pero se benefician de la posición que ocupan estos servidores públicos. La hija del ministro presidente, Ana Elena Aguilar,  es de profesión dentista, pero eso no le ha impedido ocupar varios cargos en la SCJN. En cambio, la hija de Pardo, Daniela, es abogada y en cuatro años, después de terminar la carrera, inició una carrera ascendente en el máximo tribunal del país. Se trata del más burdo tráfico de influencias y nepotismo, que exhibe de cuerpo entero a los “pulcros” ministros. Un estudio rebela que el 50 por ciento de magistrados y jueces ha colocado a sus hijos en el Poder Judicial Federal. No queda duda de que la “justicia social” en México empieza por la familia.

LA PROTESTA DE trabajadores sindicalizados de la Secretaría de la Cultura frente a la oficina de transición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, es el principio de las presiones que buscaran ejercer los burócratas federales para oponerse al cambio de sede de las más importantes secretarías del Gobierno Federal. En este caso, López Obrador anunció que Cultura se cambia a Tlaxcala, pero como a los trabajadores les adeudan, aprovecharon para protestar por el cambio de sede y exigir sus pagos rezagados. La SEP, como lo anunció el próximo titular de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, estará en Puebla. Sin duda que faltan muchas protestas, pero no habrá marcha atrás, la descentralización del Gobierno Federal se hará, porque es para el bien del país, y los trabajadores no pueden condicionar el cambio, argumentando sus derechos laborales, pues primero están los intereses de México.

EL MANEJO DISCRECIONAL de sumas millonarias por los gobiernos estatales, fue documentado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Resulta que la ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de los estados, es una mera simulación, porque se trata de una aproximación, cuando en realidad los ingresos superan en mucho lo que se estima en la ley y con los egresos ocurre lo mismo. Con ello, los congresos estatales se limitan a legitimar los ingresos y egresos de los gobiernos estatales, porque no existe el rigor necesario para que no se repitan cada año los excesos de los gobernantes. En el caso de Oaxaca, el gobierno de Alejandro Murat tuvo ingresos en 2017, muy superiores a los previstos por la Ley, y los egresos superaron en 40 por ciento la estimación que aprobó la Legislatura Local. Lo peor de todo es que la mayor parte del gasto excedente, se hace en pago a la “élite burocrática”, es decir, a los funcionarios del gabinete, no a los trabajadores sindicalizados.

EL FRAUDE EN la premiación del Instituto de la Juventud Oaxaqueña, ha sido poco publicitado, pero es un hecho grave que debe ser denunciado para que la población se entere de los excesos en que incurren los funcionarios, para favorecer a sus parientes. En este caso, el titular del ICAPET, Francisco Ángel Maldonado, favoreció a sus hermanos José Francisco Ángel López, con el premio de la Juventud al “mérito cívico” y a Julio César Ángel López con el premio por “labor social”. En este fraude se prestó el titular del Instituto, Gerardo Velasco. Se trata de un despojo a jóvenes oaxaqueños talentosos y esforzados que debieron recibir el reconocimiento como estímulo para seguir adelante. Antes, pero en este mismo gobierno, la titular del Instituto, Olivetti Paredes, fue destituida por haber desviado dinero que gestionó  para apoyo de una comunidad, a la que defraudó.

UNA GRAN MOVILIZACION llevó a cabo el Ejército, policías y personal de la Fiscalía General del estado y de la Defensoría de Derechos Humanos para la localización de dos personas reportadas como desaparecidas en Zimatlán de Lázaro Cárdenas, en la Mixteca. Se atribuye la desaparición al conflicto de esta comunidad con San Sebastián Nopalera.

Comentarios

comments