Inicio Opinión EL PLEITO ES frontal

EL PLEITO ES frontal

246
0
Compartir

INFIERNO GRANDE

por: Dante CIENFUEGOS

*Alejandro Murat: lo raspan

*Sigue el pleito entre José Murat y Ulises Ruiz

*Un rector que no ve ni oye

EL PLEITO ES frontal entre los ex gobernadores José Murat y Ulises Ruiz, por la dirigencia nacional del PRI. En el pleito, Ulises ha metido al cuadrilátero al gobernador Alejandro Murat, al acusar que su gobierno desvía equipo aéreo y recursos públicos para favorecer, desde ahora, al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, en su aspiración  de dirigir el PRI nacional. Ulises señala concretamente que el dirigente estatal del PRI, Jorge González Ilescas, utiliza el helicóptero del Gobierno del Estado, para viajar a diferentes regiones para hacer campaña proselitista en favor de Moreno Cárdenas.

LAS INSISTENTES DENUNCIAS públicas del desvío de recursos públicos de Oaxaca en favor de los intereses del dirigente estatal del PRI, debería atraer la atención de la Fiscalía Especializada en Atención Delitos Electorales, porque no es posible creer que se trate de una calumnia o que sea parte de la estrategia política de Ulises Ruiz en su intención de ser dirigente nacional del PRI. Es más, este es uno de los temas en que ha insistido el presidente Andrés Manuel López Obrador, el de los delitos electorales, y que hizo que la Cámara de Diputados aprobara como delito grave.

HAY SEÑALAMIENTOS DE         que Alejandro Moreno Cárdenas tendría la bendición del presidente López Obrador para ser dirigente nacional del PRI, aunque el ejecutivo federal ha reiterado que no se mete en los asuntos de otros partidos. Las especulaciones surgieron porque el gobernador de Campeche anunció su aspiración de dirigir el PRI, después de entrevistarse con López Obrador. Y entre los priistas se insiste en que detrás de la estrategia de Moreno Cárdenas estaría el presidente de la Fundación Colosio, el ex gobernador José Murat Casab, porque existen señales de que su estrategia es simular el servilismo al PRI, como lo hizo con el PAVEM, donde actúan los senadores Raúl Bolaños cacho Cué y Eduardo Murat Hinojosa, éste último su hijo, al servicio de la bancada de Morena y el senador Ricardo Monrreal.

CIERTO O NO, al interior del PRI ya se han generado conflictos y deslindes, como el que hizo el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, René Juárez Cisneros, al anunciar que retiraba su candidatura a dirigir su partido, el PRI, pero que él, “jamás entregaría el PRI al gobierno” de López Obrador. Sin embargo, Murat Casab, viejo político que ha sabido acomodar a sus hijos en posiciones claves, uno como gobernador de Oaxaca y otro como senador suplente en funciones en la bancada del PVEM, ha decidido jugar al entreguismo como estrategia política, para traicionar a López Obrador en su momento, y buscar que el PRI recupere el poder presidencial. Sino lo logra, al menos seguirá conservando una envidiable porción de poder a través de sus hijos, y de él mismo, porque no tiene planes de entregar la Fundación “Colosio”, y si puede o lo dejan, acomodar sus piezas en el nuevo Comité Nacional del PRI, donde él mismo se ve como “actor”.

LA PIEDRA EN el zapato es y será Ulises Ruiz, al que considera un rival pequeño, mediocre, pero incómodo por lo que dice y hace, sobre todo cuando señala conductas ilícitas del gobernador Alejandro Murat y de Jorge González, porque de ser investigadas y acreditadas, tendrían consecuencias penales. Por ello mismo el grupo dominante en Oaxaca del ex gobernador José Murat, hará todo porque Ulises Ruíz o su candidato a dirigir el PRI, tenga lo menos posible de votos en la entidad. El problema de Ulises Ruiz es que la mayoría de su equipo y aliados lo han traicionado, al irse con el grupo de Murat, que sabe pagar y premiar la traición. Lo único que podría ensuciar el proceso electoral priista en Oaxaca, es que legalmente se pruebe el desvío de recursos públicos o que Murat Casab decida recurrir a la violencia en contra del grupo Ulises Ruiz, como ocurrió años atrás, cuando hubo un intento de asesinar a Héctor Sánchez López y sus acompañantes, cuando el legendario fundador de la COCEI se enfrentó como candidato a gobernador  a José Murat.

TRIUNFALISTA POR HABER simulado que aplica en la UABJO la política del presidente López Obrador en la UABJO, el rector Eduardo Bautista no se entera de los reiterados y múltiples agravios sexuales en contra de estudiantes, ni de la violencia porril que lo mantiene en el cargo. Estudiantes de Gastronomía acusaron ante la Defensoría de Derechos Humanos al maestro Carlos Esteban Hernández Mendoza por acoso sexual, protegido del coordinador Julio César Enríquez Martínez. Y los alumnos de Odontología se quejaron de la violencia porril en la Facultad, donde hace meses fue agredido hasta el ex director Taurino Amílcar Sosa, hoy flamante Secretario de Administración de la UABJO.

TAMBIEN  HACE VIENTO en el Instituto Tecnològico de Oaxaca, donde los estudiantes se han organizado para exigir la renuncia del director Juan Cruz Nieto, un verdadero represor de los maestros, que se niega a rendir cuentas del manejo administrativo de la institución. 

LA REFORMA A la “Tremenda Corte” va. El diálogo entre el senador Ricardo Monreal con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la nación, Arturo Zaldívar, indica que sí se creará la Tercera Sala contra la Corrupción con cinco ministros. En Oaxaca, también urge una Sala Anticorrupción, porque dicen que la Muñeca Fea tiene las uñas muy largas para robar.

INFIERNITOS. Es torpe el ex líder de las autodefensas, José Manuel Mireles. Colocar pancartas en Uruapan, durante la gira de trabajo del presidente López Obrador, es una barbaridad. Lo que ocurre es que no entiende de política ni sabe de lealtades.

Dicen los que saben que a los líderes del MULT, ya les gustó “la lana” y que tienen medido al secretario de Gobierno, Anuar Mafud, que les calienta la mano cada que protestan.

Comentarios

comments