Inicio Opinión El cambio va en serio

El cambio va en serio

111
0
Compartir

Editorial

Las señales que ha enviado el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, no dejan duda alguna respecto a la firmeza para cumplir los compromisos adquiridos durante su campaña electoral, para atacar a fondo los grandes problemas nacionales que tienen que ver con la seguridad pública, el combate a la corrupción y la atención a los enormes rezagos sociales que mantienen a millones de mexicanos en la pobreza.

No es un proceso fácil porque son muchas las resistencias que deberá vencer antes de concretar los cambios, pero está decidido a entregar toda su energía, su capacidad y su esfuerzo para poner alto al saqueo de que ha sido objeto el patrimonio del país, en especial Petróleos Mexicanos , que debió ser puntal del desarrollo de México.

Los mexicanos no desconocían que Pemex ha soportado el saqueo durante muchos años, que los gobiernos  anteriores se empeñaron en destruirla, utilizando la riqueza que generó en los mejores años de producción petrolera; abandonándola después para que entrara a la crisis que hoy enfrenta y que llevó a sus refinerías a bajar la producción de gasolinas, al grado que hoy aporta solo 200 mil de los 800 mil barriles que requiere el país para su consumo interno.

A los corruptos e ineficientes funcionarios de Pemex, se sumaron las bandas criminales que durante años han ordeñado los ductos, generando millonarias pérdidas a la economía nacional. El huachicoleo es hoy el problema central que enfrenta el Gobierno Federal para rescatar la riqueza de Pemex para el país.

En medio de intensas críticas de la mayoría de los medios informativos, que parecen estar del lado de los corruptos y saqueadores de los ductos de Pemex, el presidente López Obrador informó ayer que en apenas mes y medio de iniciado su gobierno, ha capturado a 435 huachicoleros y ha neutralizado mil 21 tomas clandestinas.

Mientras la prensa criticaba la escases de gasolinas en algunos estados de la República como consecuencia de la estrategia para frenar la ordeña de ductos y el robo de gasolinas en Pemex, el gobierno llevaba a cabo acciones legales para  congelar cuentas a gasolineras que sin comprar combustible, reportan operaciones relevantes e inusuales con ingresos netos por más de 86 mil millones de pesos.

En un breve periodo, la Fiscalía General de la República (antes PGR), ha iniciado mil 839 carpetas de investigación sobre el llamado huachicoleo, ha asegurado 4 millones 321 mil litros de hidrocarburos, entre otros combustibles, ha detenido vehículos, pipas, remolques y armas.

La determinación de cerrar los ductos de Pemex para frenar el robo de gasolinas, y el desabasto que generó, ha sido el centro de las críticas, pero gracias a la sorpresiva acción, el Gobierno de la República ha logrado frenar el huachicoleo, y en las últimas horas, mediante la vigilancia aérea ha impedido que siga la ordeña de los ductos.

La defensa de la riqueza social del país que es el petróleo, ha avanzado significativamente, pero el Gobierno tendrá que mantener a raya a los saqueadores de Pemex, una acción en la que la mayoría de los mexicanos apoya al gobierno de López Obrador.

La información que ha dado a conocer la Comisión Federal de Electricidad (CFE) permite conocer que también el robo de energía se estima en 60 mil millones de presos, otro reto del Gobierno Federal.

Comentarios

comments