Inicio Opinión AMLO con los gobernadores

AMLO con los gobernadores

66
0
Compartir

Editorial

 

La respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Conferencia Nacional de Gobernadores, fue más que sorpresiva. Esperaban que el Presidente de la República mantuviera su postura de sostener a los delegados federales en materia de seguridad pública en los estados, pero no fue así; el Presidente evitó la confrontación y anunció que será el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, el que designará a los secretarios técnicos que atenderán, coordinadamente con los gobernadores, los temas de seguridad pública.

Algunos gobernadores plantearon que los delegados federales no tenían el perfil para conocer temas de seguridad pública, y, efectivamente es así, por lo que el presidente López Obrador optó por que sea la Secretaría de Seguridad Pública la que designe al secretario técnico, teniendo en cuenta que se requiere de un servidor público que domine el tema, porque el propósito no es restar atribuciones a los gobernadores en la materia, sino fortalecer la estrategia de seguridad pública con la entrada en funciones de la Guardia Nacional que dependerá de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La resistencia de algunos gobernadores a aceptar que los llamados “superdelegados federales” asumieran tareas en materia de seguridad, parecía que sería un factor de conflicto en la relación del nuevo Gobierno Federal con los Gobiernos Estatales, muchos delos cuales han demostrado sobradamente incapacidad para atender los reclamos ciudadanos en materia de seguridad pública y combate a la delincuencia.

Entre los argumentos de los gobernadores que marcaron su franca oposición a que los delegados Federales tuvieran atribuciones en materia de seguridad pública, argumentaban que con estas atribuciones se violentaba la soberanía de los estados y que, se pretendía limitar la facultad constitucional de los ejecutivos estatales en la materia. En realidad, lo que busca el Gobierno Federal es fortalecer la seguridad pública para beneficio de los ciudadanos, pero con una mayor presencia de la Federación como resultado del fracaso de los gobiernos locales en la prevención del delito.

Un tema estrictamente de seguridad fue desvirtuado por gobernadores que intentaron confrontarse con el gobierno del presidente López Obrador, dejando de lado el tema central de brindar seguridad a la población. Pero no esperaban que López Obrador presentara una salida técnica, con la decisión de que sea la Secretaría de Seguridad Pública de nueva creación, la que designe a los secretarios técnicos a partir de perfiles adecuados.

La respuesta del presidente López Obrador no permitió que se prolongara una discusión y que se evitara una confrontación absurda, porque en realidad lo que urge es atender el tema de la seguridad y no distraer la atención con diferencias y conflictos artificiales, con el argumento de que el Gobierno federal busca violentarla soberanía de los Estados.

Una vez supera la discusión, los delegados federales atenderán la representación del Gobierno Federan en cada entidad, asumiendo las funciones legales que les corresponden en materia de ejecución de los programas federales que permitan el desarrollo que busca promover el presidente López Obrador.

 

Comentarios

comments