Compartir

OAXACA, Oax.- Alrededor de 18 mil estudiantes de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) se quedaron sin clases por segundo día consecutivo debido a que el Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUABJO) exige el pago del 2% de un apoyo pactado con el gobierno estatal y que no les ha entregado desde noviembre del 2017.

El grupo de jubilados y jubiladas del STEUABJO es encabezada por su dirigente Fernando David López Cruz, mantienen tomado el edificio “A” de la Rectoría de la UABJO y cerrados los accesos a Ciudad Universitaria.

Las autoridades universitarias aclararon que “no se trata de una retención del pago, sino de falta de recursos para continuar su entrega, porque esta prestación del 2% de apoyo mensual del gobierno del estado a la base trabajadora de la UABJO fue pactada en 1991 por la administración del entonces gobernador priista Heladio Ramírez López y nunca se entregó a sus pretendidos beneficiarios.

Durante 27 años, desde 1991 hasta la segunda quincena de febrero de 2017, el importe de ese apoyo del 2% fue asumido y pagado con recursos de la UABJO, sin que las sucesivas administraciones gubernamentales accedieran a cubrir lo erogado y que a la fecha asciende a más de 100 millones de pesos.

Sin embargo, por el déficit financiero que enfrenta la institución educativa, en sesión de Consejo Universitario, celebrada el 15 de diciembre de 2017, el rector Eduardo Bautista advirtió sobre la incapacidad de seguir pagando esta prestación a la base trabajadora.

En esa fecha anunció que ante la emergencia financiera quedaba pendiente la entrega del concepto del “2 por ciento de apoyo del Gobierno del Estado”, por tratarse de una erogación que la Universidad ha cubierto de manera directa desde 1991, al tiempo que intensificó la gestión ante la administración estatal para recuperar la erogación, sin resultados favorables hasta la actualidad.

Además hizo hincapié que “esta erogación de recursos, que no forma parte del dinero que los gobiernos federal y estatal etiquetan para la Máxima Casa de Estudios, ha sido motivo de constantes observaciones y recomendaciones por parte de las Auditorías del Estado y Superior de la Federación, porque para su entrega se ha tenido que tomar de otros rubros, a fin de hacer efectiva una prestación pactada que desafortunadamente nunca ha sido cumplida por quien la concedió y se comprometió a pagar”.

Ante la crisis económica que enfrenta la Máxima Casa de Estudios, con un déficit de más de 153 millones de pesos, lo importante para la Administración Central sigue siendo el pago puntual de la nómina y las prestaciones de fin de año.

Las autoridades universitarias lamentan que el grupo de adheridos al STEUABJO que encabeza Leticia Bravo Ramírez, tomen el edificio de Rectoría y Ciudad Universitaria para presionar a que les entreguen el importe correspondiente al 2% que el gobierno estatal pactó, pero nunca entregó, a pesar de que conocen la crisis económica que la UABJO.

También condenaron “que manos y mentes perversas, de grupos políticos internos y externos, bien identificados por sus ataques constantes en contra de la administración del rector Eduardo Bautista, insistan con estas tomas y otras acciones en su interés de desestabilizar a la Máxima Casa de Estudios para pretender posicionarse en la política estatal y nacional con el argumento falaz de que ‘controlan’ a la UABJO”.

 

Comentarios

comments