Inicio Oaxaca Inservibles cámaras de vigilancia, a pesar de aumento de inseguridad

Inservibles cámaras de vigilancia, a pesar de aumento de inseguridad

47
0
Compartir

Ante el incremento de los índices de violencia en el estado por la falta de resultados en la prevención de la inseguridad a través de las cámaras de videovigilancia, nuevamente, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), José Raymundo Tuñón Jáuregui, reconoció que al menos el 45 por ciento se encuentra desmantelado o inservible.

El funcionario aseguró que las cámaras de seguridad que dejó la anterior administración se encuentran en pésimo estado, debido a la falta de mantenimiento y daños causados por actos vandálicos de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Ello pese a la millonaria inversión que se realizó desde diciembre de 2017, donde el gobierno del estado celebró dos contratos de licitación pública que ascienden a la cantidad de 13 millones 688 mil 882 pesos para cámaras de videovigilancia, sin embargo de acuerdo a Tuñón Jáuregui fueron destinados al mantenimiento o reemplazo de equipos que eran del 2010.

Dijo que se lleva a cabo el mantenimiento de los equipos mientras se desarrolla un nuevo programa del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública para la instalación y modernización de cámaras cuya inversión es del gobierno federal con una participación del estado.

“Definitivamente sí hay una deficiencia y por qué no admitirlo, se ha planteado para solventarla a la brevedad, la inversión es grande”, agregó el responsable de la seguridad en Oaxaca.

Admitió que a casi dos años de la actual administración se han realizado acercamientos con empresarios y microempresarios para conectarse con sus sistemas de video locales y con ello hacerle frente a la inseguridad.

No hay videos para investigar

Por su parte, el subsecretario de Información y Desarrollo de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, Édgar Manuel González Contreras, declaró ante la prensa que no podía informar si existen o no videograbaciones de delitos a fin de darlos a conocer a la ciudadanía y así se puedan aportar mayores elementos para identificar a los presuntos responsables en diversos hechos delictivos.

Con el argumento de una presunta violación al debido proceso en las investigaciones, el funcionario se negó a informar sobre cuántos delitos ocurridos en el estado han podido ser registrados por las cámaras de vigilancia del Centro de Comando, Comunicación y Cómputo.

Justificó la negativa de hablar sobre la existencia de material audiovisual que tengan relación con delitos de alto impacto, ya que de acuerdo a los lineamientos establecidos por el Código Nacional de Procedimientos Penales se prohibe divulgar información al respecto, dijo.

Sin embargo, señaló que la investigación de los hechos delictuosos le corresponde a la Fiscalía General del Estado, a través de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Ello pese a la ola de ejecuciones que ocurren cada semana en la entidad, donde las regiones de la Cuenca del Papaloápam, Istmo de Tehuantepec y Valles Centrales han registrado un alto índice de violencia.

En lugares como la Ciudad de México son las autoridades las que difunden el material audiovisual para que la ciudadanía aporte elementos para detener a los probables responsables de delitos que afecten directamente a la sociedad.

Actualmente, las cámaras de vigilancia se encuentran instaladas en cruceros y zonas estratégicas del estado, donde aparentemente se registran más delitos, de acuerdo a la SSPO de las 498 cámaras instaladas, 318 se ubican en los Valles Centrales, 90 en la Costa y otras 90 en la región de la Cuenca del Papaloápam, pero 233 de ellas no funcionan y actualmente operan sólo 265 del total de cámaras instaladas.

Según datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la inseguridad y delincuencia son algunos de los principales problemas que aquejan a los oaxaqueños.

Los resultados arrojan que el 57.3 por ciento de los oaxaqueños de 18 años y más perciben que la inseguridad y delincuencia son los problemas más importantes actualmente en el estado.

Comentarios

comments