Inicio Oaxaca Desplazados de San Juan Mixes piden solución a conflicto agrario

Desplazados de San Juan Mixes piden solución a conflicto agrario

24
0
Compartir

A más de un año y siete meses del enfrentamiento armado motivado por un conflicto agrario, que se suscitó entre habitantes de la agencia Guadalupe Victoria, perteneciente al municipio de San Juan Juquila Mixes, en la Sierra Norte, cientos de desplazados claman al gobierno de Oaxaca que intervenga de manera efectiva para que puedan regresar a sus hogares.

Son más de 400 indígenas mixes desamparados por las autoridades, entre los que se encuentran niños, mujeres y ancianos, quienes acusan apatía  de la administración estatal que encabeza Alejandro Murat para resolver una añeja problemática agraria que provocó el enfrentamiento y divisionismo el pasado 7 de enero de 2017, con saldo de decenas de lesionados, un menor de edad muerto y cientos de desplazados.

Los afectados señalan que el conflicto es entre los municipios de San Juan Juquila Mixes y San Pedro Ocotepec, el cual data desde el 22 de septiembre de 1975, cuando por resolución presidencial, a través de la Secretaría de la Reforma Agraria se dotó de 47 mil 977 hectáreas de tierras comunales a San Juan Juquila Mixes, del distrito de Yautepec.

Sin embargo, comuneros y pobladores del municipio de San Pedro Ocotepec están inconformes por la resolución presidencial y desde hace 42 años buscan que el Tribunal Unitario Agrario les conceda la categoría de Núcleo Agrario Independiente, lo que provocó que el conflicto de límites se reflejara en divisionismo entre habitantes de la agencia Guadalupe Victoria, situada entre las hectáreas en disputa.

Aunado a esto, agregaron que por intereses económicos un pequeño grupo de habitantes tiene la intención de desligarse de San Juan Juquila Mixes, y que la agencia de Guadalupe Victoria se anexe a San Pedro Ocotepec, pero más de la mitad de los pobladores decidieron seguir perteneciendo al municipio de San Juan Juquila, lo que originó que empezaran a sufrir acoso y amenazas de los desestabilizadores, hecho que terminó en golpes el 6 de enero de 2017 y un día después, el 7 de enero hubo un enfrentamiento donde salieron a relucir armas de fuego.

En el enfrentamiento, entre el grupo que desea seguir perteneciendo a San Juan Juquila Mixes resultó muerto a balazos un menor de edad, en tanto que su madre recibió un balazo en un seno, lo que la obligó a huir rumbo a la frontera acompañada de sus otros dos menores hijos.

Detallaron que en medio de la trifulca, los habitantes de la agencia Guadalupe Victoria huyeron de la comunidad, la mayoría de ellos decidieron trasladarse a su cabecera municipal en San Juan Juquila, mientras que los agitadores buscaron refugio en San Pedro Ocotepec.

“Por varios días la agencia municipal Guadalupe Victoria quedó convertida en un pueblo abandonado, sin embargo, quienes buscaron el amparo de San Pedro Ocotepec antes de una semana ya estaban de regreso, mientras los vecinos que nos refugiamos en la cabecera municipal, cuando quisimos regresar no pudimos, porque los vecinos protegidos por San Pedro Ocotepec cerraron con cadena los accesos a la población, vigilando día y noche con armas para impedir nuestro retorno”, indicaron.

Segego inoperante

En este contexto, los desplazados indicaron que el conflicto agrario pretendió disfrazarse de conflicto político, y en las negociaciones que se han llevado por casi dos años ante la Secretaría General de Gobierno (Segego) las pláticas no avanzan, a esto se suma que en la dependencia cada que son citados los atiende un funcionario distinto, por lo que siempre tienen que empezar de cero.

Enfatizaron en que la autoridad municipal de San Juan Juquila Mixes ha reconocido a Teófilo Medrano Pablo como agente municipal que nombraron los desplazados, en tanto que Antonio Cabrera, conciliador de la Segego, no respetando los usos y costumbres que rigen ese municipio, resolvió reconocer al agente que nombraron quienes habitan la agencia de Guadalupe Victoria y que son apoyados por San Pedro Ocotepec.

Los desplazados lamentan que funcionarios de la Segego con su actitud no abonen a la reconciliación y conviertan un tema agrario en político, y que lo único que piden es protección y seguridad para que puedan regresar a su hogar.

Refugiados

Las personas desplazadas de la agencia de Guadalupe Victoria, actualmente se encuentran refugiados en la cabecera municipal sufren miseria y dolor, piden a su contraparte que este conflicto ya no se alargue, para que los niños puedan ir a su escuela y ellos puedan volver a sus casas y terrenos.

Con lágrimas en los ojos, las mujeres desplazadas expresaron “no estamos contentas que nos hayan corrido así nada más, y más que se hayan adueñado de las propiedades y animales, que hayan saqueado nuestras viviendas, nos costó mucho trabajo tener nuestras propiedades, exigimos justicia”.

Por eso piden la intervención del gobierno del estado y a sus paisanos la reconciliación para poder regresar en paz.

Comentarios

comments