Inicio México Anuncian cambios en Arquidiócesis tras llegada de Aguiar

Anuncian cambios en Arquidiócesis tras llegada de Aguiar

49
0
Compartir

Ciudad de México. Tras la llegada del cardenal Carlos Aguiar Retes, como nuevo arzobispo primado de México, comenzaron algunos cambios.

Valdemar Romero aseguró a La Jornada que “hace un mes renuncié, y hoy se hizo efectiva”, con lo cual negó que hubiera sido cesado del cargo.

El sacerdote Hugo Valdemar Romero, quien asumió hace tres lustros las riendas de la oficina de comunicación social de la Arquidiócesis primada de México, entonces a cargo del cardenal Norberto Rivera Carrera, dejó sus funciones.

El religioso señala que se va con “la satisfacción del deber cumplido”, quien lo reemplaza en el cargo es una mujer; Marilú Esponda Sada, egresada de comunicación de la Universidad Panamericana y quien ya colaboró con Carlos Aguiar en prensa, cuando el jerarca fue presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

“Quienes colaboramos en la Oficina de Comunicación Social, en el semanario Desde la fe y en el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, agradecemos sinceramente al padre Hugo Valdemar Romero, quien hoy concluye, tras 15 años de trabajo, su etapa como director de Comunicación Social del Arzobispado de México.

Valdemar Romero asumió las riendas de esa oficina en el 2003 y “no pocas veces enfrentó ataques de políticos de funcionarios, legisladores o consejeros de entidades autónomas, quienes interpusieron recursos ante instancias administrativas o demandas judiciales para que respondiera por actos que al final resultaron injustificados”, subraya en el Siame.

Con una licenciatura en Ciencias de la Comunicación Social por la Pontificia Universidad Salesiana, al también miembro del Cabildo Metropolitano “se le debe en gran medida la actual organización de la oficina de Comunicación Social del Arzobispado y el impulso de uno de los semanarios católicos más importantes e influyentes a nivel nacional”.

El Siame asegura que “conforme a su espíritu, Comunicación Social del Arzobispado de México, ante un mundo dividido, fragmentado y polarizado, contribuyó a comunicar libremente y en solidaridad, la buena noticia para propiciar la cercanía entre hombres y mujeres de buena voluntad en la Iglesia que peregrina en la Arquidiócesis de México”.

Valdemar Romero, “se va con la satisfacción del deber cumplido y por ser testimonio de fidelidad, compromiso, valentía, entrega y coraje a la labor encomendada, Gracias, padre Hugo”, dice la despedida al presbítero.

Esponda, recientemente publicó un libro sobre Aguiar Retes titulado Una Iglesia para Soñar, Construyendo caminos de unidad. Es licenciada en Teología por la Universidad de la Santa Croce en Roma. Durante la Visita del Papa Francisco a México en febrero de 2016, fue vicecoordinadora del área de Comunicación en el Comité Organizador.
Es también maestra en Administración de Empresas y estuvo en el Senior Team en Río de Janeiro, durante la Jornada Mundial de la Juventud en 2013.

Sobre este relevo, el ex sacerdote, Alberto Athié, quien año pasado presentó una demanda en contra del cardenal Norberto Rivera Carrera por encubrimiento de sacerdotes pederastas. Rivera Carrera concluyó su gestión el pasado lunes 5 de febrero.

Athié aseguró que es “positivo que se haya acabado este modelo esquizofrénico de comunicación” que encabezó el religioso y añadió que ahora habrá que esperar si el nuevo arzobispo “asume con su voz lo que opina”, ya sea a través del semanario Desde la fe o crea otro órgano informativo.

Dijo que Valdemar Romero era “alguien que estaba dispuesto a recibir los golpes” que se dirigían a Rivera Carrera y a enviarlos “de regreso”. Era un “incondicional de su jefe, pero que buscaba dar la imagen de que golpeaba por su cuenta”.

Esponda estuvo ayer domingo en la Basílica de Guadalupe, cuando Aguiar Retes ofició su primera misa dominical

Comentarios

comments