Inicio Cultura Shakespeare para los oídos

Shakespeare para los oídos

47
0
Compartir

El próximo 3 de junio, en el Teatro Esperanza Iris, el ensamble Favola in Musica y el contratenor Santiago Cumplido interpretarán una selección de piezas barrocas y renacentistas mencionadas por el bardo en su obra literaria, o que fueron inspiradas en ella

Santiago cumplido y rami martínez. Las voces que interpretarán el repertorio inspirado en Shakespeare.
CIUDAD DE MÉXICO.
Una cuidada selección con piezas barrocas y renacentistas que William Shakespeare (1564-1616) menciona en su obra literaria, será interpretada por el ensamble Favola in Musica y el contratenor Santiago Cumplido en el programa If the music be the food of love. Canciones en las obras de Shakespeare, que se llevará a cabo el 3 de junio, a las 18 horas, en el Teatro Esperanza Iris, cuyo álbum será lanzado en el otoño de este año.
“El 80 por ciento del repertorio incluirá las letras que Shakespeare utilizó, creadas por compositores de los siglos XV, XVI y parte del XVII, además de un programa con canciones inspiradas en los textos o las historias del célebre dramaturgo inglés”.
El primer bloque incluirá canciones mencionadas en las obras de Shakespeare, el segundo tendrá canciones presentes en la obra La tempestad, y el tercero serán canciones de Sueño de una noche de verano, comentó a
Excélsior el barítono Rami Martínez, integrante del ensamble Favola in Musica.
Este repertorio, que se asume como un viaje en el tiempo, incluirá piezas de compositores como Robert Jones (1577-1617), J. Wilson y Robert Johnson, así como una versión original de Green Sleeves (Mangas verdes), obra popular sin autor que ha llegado hasta nuestros días en la versión pop de la cantante y actriz estadunidense Olivia Newton John.
Aunado a esto, el repertorio es una muestra sobre la influencia del drama musicalizado italiano en el periodo renacentista y cómo llegó hasta Inglaterra para permear el teatro isabelino, apuntó el barítono, lo cual se reflejaba desde los músicos de la corte y sus representaciones hasta el teatro popular, que comenzó a ser un elemento básico en la música y las canciones para ilustrar los pensamientos de los personajes.
División
El espectáculo se divide en tres secciones. La primera incluye piezas mencionadas en las obras del bardo inglés, es decir, textos de las obras donde existe el nombre de la canción que ya eran populares en aquella época; el segundo bloque incluye canciones de la obra La tempestad, y cierra con canciones de Sueño de una noche de verano, detalló.
El concierto abrirá con Fare well dear love, de Robert Jones, y las piezas anónimas Green sleeves y Heigh –ho! for a husband, así como un segmento instrumental titulado Masques dances.
La segunda parte contendrá el Monólogo de Próspero al final de La tempestad, Where the bee sucks full fathom five thy father lies, de
Johnson; Come unto these yellow sands Where the bee sucks, de J. Wilson; Come unto this yellow sands, de Henry
Purcell, y otras más de este compositor británico: My Dear Amphitrite, No more Dams I’ll Make For Fish, Full Fathom Five y No Stars again Shall Hurt You.
Y cerrará con el Monólogo de Oberón (Hechizo a Titania). Hark the echoing air y piezas como You spotted snakes, de Cristopher Smith; Now the hungry lions roars,de William Linley, y Over hill, over dale, de Simpson Cook, entre otras.
PESO MUSICAL
Una de las particularidades de este repertorio son las piezas que Robert Johnson trabajó directamente con William Shakespeare, detalló Rami Martínez, al musicalizar la obra de La tempestad.
Sin embargo, hay otras piezas que fueron creadas en una época posterior a Shakespeare, ya que son musicalizaciones a partir de textos del dramaturgo inglés, hechas por grandes compositores como Purcell y Pelham Humfrey.
¿Qué tan conocida es hoy la música creada en torno a la obra literaria de Shakespeare?, se le cuestionó al barítono mexicano. “Te diría que de este repertorio renacentista y barroco es muy poco lo que hoy se conoce popularmente. Quizá el ejemplo más conocido sea Green sleeves (Mangas verdes), debido a que incluso Olivia Newton John grabó una versión, aunque también es muy recurrente en los festivales de música medieval”.
¿Qué porcentaje del universo musical de Shakespeare se encuentra en este programa? “Es una muestra muy breve y puntual, porque la idea es ilustrar sonoramente. Sin embargo, nos quedamos cortos, porque hay muchas más canciones y muchas obras de Shakespeare que han sido musicalizadas. Pensemos, por ejemplo, en la musicalización de Macbeth, realizada por una infinidad de compositores desde finales del siglo XVI”.
¿Por qué no se incluyeron fragmentos de esas obras? “Porque son obras más complejas que requieren una dotación instrumental más amplia y contienen partes vocales para más de dos cantantes”.
¿Qué refleja este repertorio de la época y el trabajo de Shakespeare? “Al trabajar estas piezas hemos encontrado que le sirvieron a Shakespeare para ampliar el pensamiento de sus personajes, es decir, las canciones no hablan literalmente de los personajes, pero son una especie de diálogos pensados como canciones que eran utilizados como instrumento dramático. En suma: estas canciones ilustran el pensamiento de personajes como Próspero o el Mago y Ariel en La tempestad”.
¿Qué aportó Shakespeare al panorama musical desde su literatura? “Bueno, existen muchos investigadores que lo han asociado a la génesis del premusical, dado que él y muchos de sus contemporáneos estaban convencidos del efecto que causaba la música sobre el espectador, lo cual quiere decir que la música no era sólo un elemento para rellenar sonoramente —como hoy se usa a veces en el teatro—, sino que era un elemento que tenía el mismo peso que el texto”, concluyó.

Comentarios

comments