Compartir

 Al menos 235 personas murieron y 109 resultaron heridas este viernes, luego de que un grupo de hombres armados atacó con bombas y baleó a cientos de fieles musulmanes congregados en la mezquita de Al Rawda, localizada en el noreste de la península Sinaí, acción que no ha sido revindicada por ningún grupo extremista y fue considerada la más mortífera en la historia reciente de Egipto.

Los agresores colocaron explosivos alrededor del recinto y los detonaron cuando los fieles salían de rezar. La multitud entró en pánico. Inmediatamente unos 40 hombres, posicionados en cuatro camionetas todo terreno y otros puntos, abrieron fuego. Las opciones de escape eran limitadas, pues todos las salidas fueron bloqueadas con automóviles incendiados.

Comentarios

comments