Inicio Opinión FISCAL “MAQUILLADO”

FISCAL “MAQUILLADO”

44
0
Compartir

               ARENA POLITICA                                  

               Mario CASTELLANOS ALCAZAR

               No todo le salió bien al Fiscal General de Justicia en Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez en su reciente comparecencia al Congreso del Estado en donde informó la situación de la violencia y el alto porcentaje de criminalidad que pone en jaque al Gobierno Estatal y Federal.

           No fue su día, ni su momento, porque recibió más críticas que reconocimientos de grupos y organizaciones sociales, debido a que acudió ante los diputados de la LXIV Legislatura del Estado con la intención de convencer a todo mundo y bien que maquillo las cifras alegres según las percepciones de los manifestantes y víctimas de los delitos que se han incrementado en la entidad oaxaqueña.

        Los críticos que no son pocos principalmente los diputados de MORENA, no se tragaron la píldora y por supuesto que no le creyeron nada al Fiscal, no así los grupos en el poder, desde el Gobierno Estatal, los funcionarios y políticos allegados a la vida pública, “dientes por fuera” creyeron o fingieron que la impartición de la justicia en la entidad oaxaqueña va muy bien y que se aplica con ética y profesionalismo e incluso los índices delictivos han bajado y vienen los plausos someros  y falta de credibilidad.

       En contrapeso vienen la críticas que no fueron someras  de los organismos no gubernamentales  y de las propias víctimas del delito que dijeron no, no es así, y llegaron las rechiflas a más no poder y el “Fiscal se quedó de a tres y dicen que se vio chato en una sarta de mentiras, argucias y artificios porque la entidad oaxaqueña está que arde y el aparato encargado de impartir la justicia está atrofiado, otros dicen que se vende al mejor postor”.

        Como se explica esto sí los hechos están a la vista de todo el mundo, si tan solo mencionamos que en  poco más de dos años del gobierno estatal de Murat se han perpetrado 260 feminicidos y 872 homicidios dolosos, estos últimos en el año 2018 y la aplicación de la justicia está en penumbras y es que estas son cifras oficiales de propio Fiscal General de Justicia, lo que implica que estos números también son maquilladas para “taparle el ojo al macho”  porque seguramente son mucho más.

     Es de entenderse, porque el mismo Vasconcelos Méndez, días antes de su comparecencia había manifestado en una entrevista que la situación es muy difícil en cuanto a la impartición de la justicia y uno de los factores negativos es sin duda la falta de recursos económicos vía presupuesto del gobierno estatal.

        Prácticamente fue una denuncia en contra del gobernador Murat Hinojosa porque lo dejó en evidencia al desatender la impartición de la justicia, pero también arrasó con la reputación de los diputados locales debido a que estos a duras penas y regateando el asunto, solo autorizaron para el ejercicio 2019 la cantidad mísera de 672 millones de pesos vía presupuesto y hasta ahí nada más, ni un centavo de pilón-

           Los diputados en una dura discusión en la autorización de las partidas presupuestales solo aprobaron eso, pero se negaron a conceder 40 millones más que según era la propuesta del gobierno estatal, menos, ni de chiste autorizaría los mil millones de pesos que en realidad se necesitan para la impartición de la justicia en la entidad oaxaqueña.

     No hay recursos suficientes y desde luego son muy reducidos para los rubros de la prevención de delitos, para la Fiscalía Anticorrupción y el combate a la violencia de la mujer, de ahí que los delitos mencionados se han incrementado sobre todo en las regiones de Tuxtepec, el Istmo de Tehuantepec, los Valles Centrales, la Costa y la Mixteca.

           Así, el 90 por ciento del raquítico presupuesto es para la nómina y solo el 10 por ciento para gastos operativos, por lo que hay múltiples carencias, no hay ni para papel de escritorio, tinta y demás material de oficina, pero también hay adeudos y muy bajos salarios a los trabajadores, a los ministerios públicos, personal administrativo, lo que repercute en una baja producción en el trabajo y por supuesto que esto es mala administración de la justicia y todo esto genera una total inconformidad y rechazo de la ciudadanía que se siente insegura porque no tiene la libertad de andar libremente en las calles y está amagada por la delincuencia, de ahí que ya un amplio sector de la población, organismos sociales y políticos ya están pidiendo la renuncia del Fiscal, Rubén Vasconcelos Méndez, quien se encuentra entre la espada y la pared mientras tanto es cuestionado con índice de fuego y él sabrá hasta donde aguanta, pero en sí, no es el responsable directo, es la corrupción del sistema del gobierno agónico, PRI.

Comentarios

comments